Back

Rebranding: Reinvéntate o muere

¿Te imaginas que los seres humanos no presentemos cambios en nuestro comportamiento conforme vamos creciendo? Todos nos quedaríamos con las personalidades que tenemos al momento de nuestro nacimiento. No tendríamos oportunidad de experimentar otras emociones, o nos rehusaríamos a cambiar el modo en que nos perciben las demás personas. Evolucionar y reinventar lo ya establecido son cualidades que no solo se limitan a los seres humanos, también es importante considerar esos factores para el ámbito empresarial.

¿Recuerdas alguna marca que siga conservando su mismo logotipo? O qué me dices de los empaques, ¿puedes recordar alguna marca que aún se vea cómo hace 20 años? No te quiebres la cabeza, estamos 95% seguros de que no hay marcas que se hayan resistido al cambio, pues son conscientes de la importancia que tiene el rebranding para la identidad de su marca. Quédate en esta lectura para averiguar cómo puedes hacer el rediseño de tu marca de manera exitosa.

rebranding strategy

¿De dónde provienen las primeras creaciones de marca? No existe un registro exacto de la primera marca en la historia, pero sí podemos decirte que las marcas P&G, Unilever y General Foods fueron las más destacadas durante los 50’s. Dichas compañías comenzaron a darle gran importancia a lo que ofrecía, logrando así una buena gestión de marca con base en su competencia. Mientras la competencia hacía algo nuevo, estas marcas lo hacían mejor, mejorando así sus calidades.

Poco a poco, la diferenciación ya no se basaba solo en aspectos que fueran funcionales y las marcas comenzaron a tener personalidad propia, lo que hizo necesaria la generación de estrategias que mantuvieran la relevancia de las mismas.

Con la llegada de la televisión, las marcas que había en ese entonces comenzaron a experimentar con sus anuncios publicitarios, creando slogans memorables y jingles pegajosos que permanecían en la mente del espectador.

Para la década de los 90’s, existían marcas ya establecidas y comenzaban a surgir nuevas que proponían nuevas cosas a un mercado consumista. Los minoristas se dieron cuenta que podían tener marcas propias para competir con las grandes empresas, ganar dinero y hacer crecer su marca principal. Para lograrlo, tenían que establecer muy bien su marca para posicionarse entre toda la competencia.

anuncios marcas times square

Podemos decir que el branding es una reflexión sobre cómo nos ven y cómo queremos que nos vean. Es un duro proceso de análisis, diseño y estrategia que busca mantenerse en la mente del mercado y destacar por su propia personalidad de marca entre la competencia. El éxito de la empresa depende en gran medida del branding.

Entonces, ¿qué es el rebranding?

El rebranding es una estrategia de marketing enfocada en el rediseño de una marca ya establecida. No solo es modificar un simple logo, se trata de realizar un análisis exhaustivo de los elementos con los que ya cuenta la marca. Para ello, podemos responder a la pregunta: ¿A nuestros clientes actuales les sigue gustando nuestra identidad de marca? ¿A los futuros clientes les puede gustar? 

Desde la respuesta a las preguntas anteriores es como podemos empezar a definir los cambios que se realizarán. Al aplicar el rebranding puedes hacer un rediseño de logotipo, slogan, incluso la adición de colores complementarios que le den un toque especial a la identidad de tu marca.

El objetivo primordial del rebranding, y a la vez uno de los retos por enfrentar, es lograr un cambio en su imagen corporativa para seguir siendo relevante en el público, pero sin perder su esencia y los valores que la representan.

Objetivo de rebranding

Como te comentaba en un principio, es muy difícil que una marca se mantenga con la misma identidad con la que comenzó. Pero dejando de lado el logotipo, existen otras razones por las que este se vuelve un objetivo importante para muchas empresas y es que suele haber casos en los que las marcas pueden pasar por controversias que comprometan su imagen corporativa. Además, si la marca decide lanzar un nuevo producto al mercado que ya no empate con los diseños originales de la misma, es tiempo de plantearse una estrategia de rebranding.

Es por esto que se debe realizar una auditoría interna para ver cuáles son los factores que están dañando la imagen para así hacer un rediseño, ya sea en la organización o, en este caso, en el branding de la marca.

¿Cuándo debo aplicar un rebranding a mi marca?

¿Tu marca está en declive?

El declive es la fase del ciclo de venta donde se comienzan a presentar decaídas, ya sea en los ingresos, el alcance de las cuentas, o en las ventas en general.

Cuando se empiezan a presentar situaciones como esta es importante hacer un análisis a profundidad de la marca para conocer las razones y comenzar la estrategia de rebranding.

Hay un cambio en el público objetivo

Pongamos el ejemplo de una empresa que se dedica a la distribución de materias primas para pasteles y postres. Imaginemos que esta marca nació con el objetivo de hacerle llegar los materiales y materias primas necesarias a PYMES que se dedicaran a la creación de deliciosos postres. Con el tiempo, comenzaron a introducir en su catálogo de productos globos de diferentes colores, serpentinas, marcos decorativos y letreros con diferentes frases, pensados en las personas que organizan eventos.

Después de 5 años en el mercado, han decidido dedicarse a la venta de materiales para mesas de postres, con diversos kits para diferentes tipos de eventos.

Es en estos casos cuando hacer un rebranding es conveniente, ya que el público al que va dirigido cambió. En este caso convendría crear un diferente slogan que haga referencia a la evolución del negocio sin perder su identidad.

Cuando te confunden con la competencia

Es común que entre tanta oferta de diferentes marcas, lleguen a confundir la tuya con la de competencia. Si en un inicio tu identidad de marca es única, pero al poco tiempo ves a algún competidor haciendo lo mismo y usando elementos similares a tu branding, es momento de realizar un ajuste.

Investiga lo que hace tu competencia y crea algo diferente. Echa a volar tu creatividad al darle un toque diferente a tu marca, dale un toque diferente y comienza a dirigir tu comunicación a la audiencia de manera única.

Hay un daño en la imagen corporativa

Tranquilo, es normal que en muchas empresas se lleguen a presentar conflictos que atenten contra la imagen corporativa de las mismas. Para ello, es bueno estar al pendiente de lo que el público comenta sobre tu marca y ver si es posible realizar un cambio oportuno que solucione el conflicto.

Reformular las líneas de comunicación también es un modo de hacer rebranding, y hacerlo de manera asertiva es un acierto para cualquier marca.

Las personas dejan de hablar de tu marca

Es normal que conforme pasa el tiempo, las marcas que en un inicio eran las más sonadas en el mercado comiencen a perder relevancia conforme el surgimiento de otras marcas del mismo giro.

Cuando esto pasa, las empresas deciden hacer un cambio total en su branding, ya sea a modificar logos, crear nueva publicidad o rediseñando empaques para hacerlos más funcionales y acorde a la moda actual.

¿Cómo hacer un rebranding ganador?

Vuelve a estudiar a tu marca y restablece la audiencia

Pensemos un momento en las empresas como si fueran personas. Ninguna es lineal, y sus personalidades son muy cambiantes con el tiempo y los amigos (o clientes, por el lado de las empresas) llegan y van. Hay que tener muy presente esto, y realizar auditorías internas para estar al día de todo lo que pasa dentro y fuera de nuestra marca.

¿La comunicación se ha mantenido relevante? ¿Los contenidos siguen generando las mismas interacciones desde los inicios de la marca? ¿Seguimos conservando a nuestros primeros clientes? Puede que, incluso, la audiencia a quien dirigías los esfuerzos de marketing hayan cambiado. No pierdas de vista a quién le estás vendiendo, y si tu marca cambia, considera restablecer tu segmento.

mujer escribiendo en post it

Enlista tus prioridades y fija un presupuesto

Una buena manera de comenzar tu estrategia de rebranding es establecer un objetivo claro que guíe todo el proceso. Para guiarte, puedes volver a leer el subtema anterior para darte cuenta de lo que está afectando a tu marca y saber qué es lo que necesitas hacer primero para mejorar tu imagen corporativa.

Una vez que tienes tu lista de tareas por hacer, es momento de designar un presupuesto que alcance para todo lo que planeas. Si eres una empresa ya establecida, puedes pedir ayuda al área de finanzas para que te proporcionen una proyección más exacta conforme lo que necesitarás para cumplir con la estrategia. Si tu marca va iniciando, puedes acercarte con algún familiar o amigo que sepa de finanzas. Apuesto que no se negarán.

Convence a los que se resisten al cambio

Contar con compañeros laborales que se resistan al cambio y prefieran mantener las cosas como están, es el pan de cada día para muchas empresas que desean reinventarse. Por eso, hacer una presentación donde expongas los beneficios y resultados posibles al implementar la estrategia de rebranding ayudará a aclarar el panorama para tus colaboradores.

No es necesario hacer una presentación de una hora, mientras toques los temas más interesantes, como los ingresos y ventas, estarás del otro lado.

Es momento de crear un nuevo concepto

Este suele ser el paso más tedioso, pero también uno muy enriquecedor si se hace con todo el equipo. Pueden organizarse para hacer una lluvia de ideas donde planteen todos aquellos conceptos que crean, que pueden funcionar para darle un pequeño giro a lo que venían manejando para su marca. Pueden cambiar incluso sus valores, pero sin dejar de lado a las prioridades del cliente y conservando la esencia que los posicionaron en el mercado en su momento.

Hagan los cambios que consideren más importantes, pensando en qué es lo que los posicionará nuevamente en la mente de los consumidores.

Asegúrate de tener el papeleo en orden

¿A qué nos referimos con este punto? Si cambias el nombre de tu marca, debes asegurarte que ninguna otra empresa se llame igual. Es preferible hacer esta investigación antes de tu estrategia de contenidos esté muy avanzada. Lo mejor es asesorarte de manera legal con profesionales que se encarguen de registrar tu marca de nuevo al IMPI.

Branding vs. Rebranding

Llega a existir mucha confusión entre estas dos estrategias de marca, pero la diferencia es muy sencilla. El branding crea y diseña una marca desde cero con base en su identidad corporativa, lo que lleva a un proceso un poco más largo, ya que se deben de considerar más puntos. En lo contrario, el rebranding es una acción que ya parte de algo creado y formulado. Sí, existen factores que se tienen que considerar, pero estos serán más claro porque existe un historial y datos que puedes analizar.

Marcas que han hecho rebranding

Como lo mencioné en un comienzo, nada se puede quedar como en un inicio. Las actualizaciones tecnológicas y de consumo empujan a las marcas a realizar cambios si quieren seguir flotando en el mar y no hundirse. Si el mercado en el que te encuentras, cambia, la marca debe de contar con un cambio, ya sea mínimo, pero que se pueda equilibrar con las necesidades de dicho mercado. A continuación mencionaré algunas marcas que aplicaron rebranding para bien… y otras que lo aplicaron y no salió como lo deseaban.

Apple

Además de los cambios tecnológicos que nos ha brindado la marca Apple a sus usuarios a nivel mundial, la marca en sí también ha vivido cambios. El primer logo tenía la imagen de Isaac Newton, diseñado en 1976 por Ronald Wayne, uno de los socios fundadores de Apple, junto a Steve Wozniak Steve Jobs. En la imagen, que fue utilizada apenas por un año, estaba Newton junto al árbol con la manzana, el nombre de la compañía y una frase que decía: “Una mente siempre viajando por los mares extraños del pensamiento”.

Lo que este autor quiso plasmar fue la esencia de la ciencia. Newton, como científico relevante de la materia y la manzana, era el centro de las ideas.

Un año después, en 1977, se rediseñó el logotipo por el diseñador gráfico Rob Janoff, donde nació la manzana mordida. ¿Por qué una mordida? Para que no se confundiera con una cereza o un tomate. Por otro lado, también se dice que es una metáfora para ilustrar la siguiente frase “comer la manzana del conocimiento».

Este segundo logo tenía colores llamativos y diversos, el cual reforzaba la idea que las computadoras Apple II tenían pantallas a color, pero en 1998, cuando se lanzó el primer iMac, el logo ya no pertenecía a este diseño. Se comenzó a mostrar una nueva silueta de dicha manzana mordida, pero sus colores comenzaron a ser muy simples y sólidos, para convertirse en lo que hoy conocemos como un logotipo en color gris metálico.

logotipo de apple

“Sabía que en ese momento no estaba haciendo un logo para el siglo XX, era un logo del siglo XIX, pero fue divertido. Todo lo que hicimos al principio fue por diversión” - Ronald Wayne en una entrevista publicada por Vice en 2017.

evolucion logo apple

Instagram

Instagram es otra de las marcas que más consumimos hoy en día y apuesto a que te diste cuenta del cambio de imagen. Esta marca nació en octubre de 2010 en San Francisco de la mano de Kevin Systrom y Mike Krieger dos personas brillantes en la materia de informática y amantes de la fotografía. Se dieron cuenta de que las cámaras profesionales estaban siendo un poco olvidadas con las cámaras instantáneas de los móviles, así que vieron una oportunidad de mercado para la fotografía móvil. ¿Sabías qué el nombre que pretendían a lo que hoy conocemos como Instagram, era Burbn? Pero después hicieron una nueva versión del nombre juntando las dos siguientes palabras de «instantánea» y «telegrama», palabras que a los creadores les recordaban a su infancia con las fotografías Polaroid. La aplicación fue lanzada por primera vez para dispositivos Apple, qué coincidencia, ¿no?

El logotipo que tenían en un comienzo hacía alusión a una cámara con un look retro, pero pasaron los años y en 2016 decidieron darle un giro totalmente nuevo a un diseño minimalista con colores de arcoíris.

No solo ha cambiado el logotipo, sino también la interfaz de la aplicación, así como los iconos, volviéndose una de las aplicaciones más utilizadas a nivel mundial.

evolucion logo instagram

“Debíamos conseguir un glifo flexible, escalable, pero no nos servía el anterior, porque era una base débil para un ícono. Entonces, para mantener la potencia del anterior, tuvimos que encontrar la manera de darle a la nueva imagen, con más carácter, por lo que eliminamos lo que era innecesario”.

KIA, ¿lo logró?

El logo de KIA se ha convertido en un tema de qué hablar. En 2021, la marca de automóviles coreanos rediseñó su logo. No está de más mencionar que muchas marcas de automóviles han hecho rebranding, cambiando su logo realizado en 1994, por un diseño más minimalista, así que KIA no se quiso quedar atrás, pero algo no salió bien. KIA tenía en mente un diseño que generara un impacto más futurista y una visión disyuntiva en dicho logo, pero si hablamos de ser disruptivos, podemos decir, que sí lo logró. Los datos de búsqueda de Google han revelado que el reciente rebranding de KIA no está funcionando como se esperaba. Todo a causa de la escasa legibilidad y la confusión que la nueva tipografía causa en el usuario. Para muchos de ellos, lo que se lee es KN, y no KIA, que es el nombre correcto. Esto es un gran problema, ¿cierto?

evolucion logo kia

¿Siempre se necesita un cambio de look?

Hemos visto tres ejemplos, de los cuales dos, tuvieron éxito. ¿De qué depende el éxito de tu estrategia de rebranding? De que escuches a tu público y tengas un excelente conocimiento de los objetivos de tu marca. Como vimos, el rebranding de KIA tuvo muchos problemas hablando de su tipografía, lo que hizo que el público no aceptara dicho logo a causa de las confusiones generadas por el cambio de look. “¿Mi marca necesita un rebranding?”, esta es la pregunta que debes de hacerte cuando quieras hacer cambios que sabes que van a tener un impacto no solo a la marca, sino a tu mercado.

Así como estas marcas, hay muchísimas que han implementado rebranding, tales como; Buger King, Starbucks, Mastercard, BBVA, Toyota, Taco Bell, Post-It, Mercado Libre, Google y muchas más. Si identificas que tu marca necesita un refresh, no dudes en hacer el cambio, pero si consideras que las cosas están en su lugar, te recomendamos no mover ninguna pieza. Acércate con los profesionales del branding para recibir consejos y auditoría de marca.