Back

Feedback laboral: Qué es, beneficios y cómo actúa la empatía en esta práctica interrelacional

Es verdad que el éxito de algunas actividades dependen mucho de las capacidades y habilidades de una persona, pero, siempre se puede mejorar, ¿cierto?
Una de nuestras naturalezas, como seres humanos, es la convivencia y el crear relaciones con los demás. Todos queremos relacionarnos de la mejor manera en cualquier ámbito social de nuestra vida para poder tener vínculos sanos y relaciones de valor.
No es secreto que la mayoría de nuestro tiempo lo compartimos en nuestro espacio de trabajo y es ahí donde debemos de desenvolvernos de manera eficiente y asertiva con nuestros compañeros de trabajo y líderes. Y otro punto a tocar dentro de la naturaleza humana, es la comunicación. Si nuestra comunicación no es asertiva y efectiva dentro de nuestras relaciones, nada se podrá concretar de manera equilibrada y muchas cosas pueden salir más. ¿Has escuchado acerca del feedback? Bueno, aquí te platicaré más acerca de él, de su importancia y cómo debes de implementarlo en tu empresa y más allá de tus relaciones personales y los factores que debes de tomar en cuenta para realizar esta práctica de la mejor manera.

equipo de trabajo

No creas que este término es nuevo dentro del mundo de la comunicación empresarial. En español significa “retroalimentación”, y es una práctica entre los líderes, colaboradores y todo aquel individuo que interactúe con las actividades de una empresa u organización. También si lo desglosamos se vería de esta manera: el concepto proviene de la conjunción de las palabras inglesas “feed”, que significa “alimentar”, y “back”, que representa “de vuelta, de regreso”.
Dicho feedback tiene el objetivo de mejorar la proactividad de cada individuo a través de comentarios asertivos, consejos y/o evaluaciones. ¿Alguna vez has sentido que no valoran tu esfuerzo en tu trabajo o que deseas algún consejo constructivo para saber en dónde mejorar? Bueno, el feedback brinda esto.

En muchas acciones, dentro de las empresas únicamente se mencionan las fallas realizadas por una persona o el equipo, pero nunca hay un comentario positivo o de mejora continua, limitando hasta cierto punto las capacidades, la motivación y las expectativas personales de la persona dentro de la empresa.

Aquí te dejamos unos datos valiosos:

  • Según una encuesta de PwC, el 75% de los colaboradores consideran que recibir feedback de sus líderes es muy valioso.
  • Diversos informes indican que el feedback en los espacios de trabajo, empresas u organizaciones puede reducir hasta en un 15% la tasa de rotación de personal.
  • De acuerdo con la plataforma canadiense Officevibe el 39% de los colaboradores no se sienten apreciados en el trabajo, debido a que no reciben feedback de sus líderes.

¡Alto! No quiero que creas que el feedback es elogiar a la persona hasta el cansancio, no. El feedback es una forma de dar a conocer lo que ha logrado hasta el momento y qué podría mejorar para así, optimizar sus tareas y sus resultados.

Los datos anteriores son algunos datos enfocados en feedback realizado por los líderes hacia los colaboradores, pero ¿qué pasaría si te dijera que entre colaboradores también debe de existir esta práctica? Es así como se fusiona y se complementa una comunicación asertiva dentro de una empresa u organización.

equipo aplaudiendo

Beneficios del feedback en los equipos de trabajo

Tener feedback debe de ser una actividad valiosa dentro de las empresas y es verdad que no todas la implementan, porque se considera una práctica innecesaria o existen excusas como “no tenemos tiempo”. O simplemente, no existe la habilidad dentro cada individuo para dar comentarios justos y objetivos. Si estás leyendo esto y eres líder de alguna empresa, de un equipo de trabajo o eres parte de ese equipo, tal vez esto sea una señal de comenzar a implementar el feedback dentro las actividades del equipo. ¿En qué puede ayudar el feedback a tu empresa o equipo?

Una gestión de personal más acertada y personalizada

Ninguna persona es igual y tampoco la forma de aprendizaje e implementación de procesos. Sí, algunos resultados se miden en el esfuerzo colectivo de la empresa o equipo, pero cada uno de ellos hizo actividades individuales para lograr esos resultados. El feedback abre una puerta a ser más observador, es decir, a identificar las áreas de oportunidad de cada uno de los integrantes del equipo. Las características, habilidades y capacidades de cada uno, aporta de manera colectiva, ¿esas características aportan de manera positiva?, ¿cómo puede mejorar o pulir?, ¿hubo alguna falla en el manejo de actividades? Todas estas respuestas las puedes tener si observas e identificas la forma de trabajo de cada uno. No somos robots, somos humanos, y una felicitación colectiva no será bien recibida si no mencionamos de manera individual lo que hicieron bien durante ese tiempo.

Reforzar conocimiento y capacidades

Un regaño o un comentario negativo no sirve de nada. Una parte de la comunicación que debemos manejar, es cuidar nuestras palabras. Si hay alguna falla dentro de las actividades realizadas por el individuo, no te vayas a extremos y exijas una explicación o hagas algún regaño. No hay formación positiva bajo estas prácticas. Una vez que ya identificaste sus áreas de oportunidad, puedes mencionar en qué fallaron, pero siempre dando una solución. “Debes de mejorar en tu organización. Yo te aconsejo que pongas alguna alarma diaria para la implementación de tus actividades o manejar un calendario”, por poner un ejemplo. Menciona todo lo que logró esa persona en ese tiempo, comenta lo sorprendido que estás de su efectividad en las actividades y siempre da palabras de aliento.

Objetividad bajo empatía

¿Alguna vez hubo algún comentario que afectó tu estabilidad emocional? Un comentario o consejo, sin una base de empatía, pierde su poder. A veces estamos tan perdidos en nuestra burbuja que perdemos objetividad y generalizamos de manera errónea, faltando a las emociones y esfuerzos de los demás. Hay que ser justos, equitativos y objetivos en cada uno de nuestros comentarios, pero para esto hay que tener la mente abierta. Vuelvo a decirlo; todos somos distintos y por esta misma razón no aprendemos de la misma manera, ni realizamos las actividades de manera similar. Así que cada feedback realizado a los colaboradores debe de ser objetivo bajo lo que ya se observó, pero siempre bajo empatía.

El camino para el desarrollo y mejora personal

Bien lo dice la frase: “Nadie nace sabiendo”, y cuánta razón hay en ella. No hay que dar por hecho que todo mundo sabe todo y que tenemos las respuestas bajo la manga. Todos seguimos aprendiendo en el camino, y este camino nunca acaba, así que el feedback ayudará a mejorar ciertas conductas, actividades y hasta actitudes, ya que logra un impacto directo e inmediato. No por ser el líder de equipo o de alguna organización, se debe dar por hecho que también lo sabe todo. El líder será un maestro para los demás, pero los demás también serán maestros para el propio líder.

Profesionales en los puestos adecuados

Una vez que has reforzado cada una de las capacidades de los colaboradores, estos se desempeñan mucho mejor en sus actividades, ya que existe una optimización de los procesos y se reducen los tiempos de entrega y ejecución de las mismas, logrando así una asignación correcta de actividades a la persona ideal.

Equipo motivado

Y no está de más mencionar este último punto. Si juntamos los puntos anteriores, además de obtener una mejora en la ejecución de actividades, también obtenemos algo más valioso: que cada uno de los integrantes se sientan valorados y vistos, generando así una motivación constante en sus labores diarias.

Estos puntos se verán reflejados en el humor de las personas de manera individual dentro y fuera del espacio de trabajo y por ende, en las actividades diarias en equipo.

equipo de trabajo feliz

Los clientes y el feedback

Si eres una empresa que tiene contacto regular con los clientes, sabes perfectamente que es importante que escucharlos, ya sea para la mejora del servicio al cliente o alguna actualización y/o mejora de un servicio o producto que ofertas. Soy fiel creyente que el cliente no siempre tiene la razón y es por eso que debe de haber objetividad, no solo por parte de la empresa, sino, también del cliente.

Imaginemos que el cliente ya te dio feedback después de usar tu producto y tiene algunas dudas acerca del mismo, aquí es tu momento de darle feedback al cliente. Sí, el feedback es mutuo. Sería egoísta que solo una persona pueda externar lo que piensa y lo que siente, ¿no crees?

Aprende cómo convertir a tus vendedores en consultores especializados dentro del proceso de compra y gestión de proyectos aquí.

Empatía: el ingrediente no tan secreto dentro de las relaciones

En puntos anteriores ya he mencionado esta cualidad, que aseguro que ya la has escuchado muchas veces, pero ¿la pones en práctica? Déjame decirte, que si no es así, no servirá de nada cuando quiera implementar feedback en tu equipo de trabajo. La empatía no solo es importante en la práctica del feedback, sino, también dentro de cualquier relación personal a lo largo de nuestras vidas.

La empatía es la capacidad que tiene una persona de percibir las emociones y los sentimientos de los demás, basada en el reconocimiento del otro como similar, es decir, como un individuo similar con mente propia. Por eso es vital para la vida social.

Mucho hemos escuchado que la empatía es “ponerse en los zapatos de los demás”, bajo la pregunta “¿cómo me sentiría si estuviera viviendo eso?”. Esta premisa es un buen paso para comenzar, pero hay que ir más allá. La empatía debe estar presente en todo momento, no solo antes ni después de accionar. Como seres humanos, contamos con experiencias diarias que pueden afectarnos y muchos pueden tener la inteligencia emocional adecuada para manejar sus emociones, pero otros no, y esto hay que comprenderlo para hacer conciencia de que tenemos distintos ámbitos en nuestras vidas que pueden generar un impacto emocional y físico en nosotros.

manos juntas equipo

Para ti será sencillo manejar algunas experiencias, pero no hay que dar por sentado que todos tienen esa misma habilidad emocional. Una forma de aplicar la empatía en todo momento, es bajo la observación, la comunicación y el escuchar a los demás. Estas tres acciones son necesarias para poder generar un reconocimiento e identificación de las capacidades emocionales de los que te rodean. No quiero decir que serás el hombro para que lloren y el psicólogo, no, para nada. Recuerda que todo esto es para formar relaciones personales sanas bajo las mejores bases.

Bases de la empatía

  • Observación. Conviértete en un observador, pero deja los prejuicios a un lado, manteniendo la mente siempre abierta. Si eres observador y comienzas a juzgar lo que “llegas a ver”, estás cometiendo un error. No todos vivimos de la misma manera, he aquí la empatía.
  • Comunicación. Di lo que sientes y por qué lo sientes, pero siempre con las palabras indicadas. Evita palabras fuertes y que sabes que pueden lastimar a los demás. La comunicación es necesaria para poder dar a conocer todo lo que pasa por nuestra mente y a veces creemos que los demás pueden leernos la mente y no es así. Siempre intenta mantener una comunicación asertiva y efectiva, utilizando las palabras adecuadas y llevando la conversación de manera sana. No quieras tener razón o pelear.
  • Escuchar. ¿De qué sirve la comunicación si no existe una escucha correcta? Si no escuchas lo que los demás no te dicen, no valdrá la pena que se comuniquen de manera correcta. A veces solo escuchamos para contestar, más no para comprender y ahí es algo que debemos cambiar.

Estos tres ingredientes forman parte de la empatía y es necesario que como seres humanos comencemos a crear conciencia, que no solo es “ponerse en los zapatos de los otros”, sino, mantener prácticas y habilidades para ser más asertivos y empáticos posibles. Lo dije, estos consejos no solo ayudan en el ámbito laboral, también en las relaciones fuera de él.

Conclusión

Ahora que ya sabes el poder del feedback dentro de una organización o espacio de trabajo, esperamos que comiences a implementarlo y si ya estaba dentro de tus actividades, lo refuerces con mejores prácticas. Esto, además de ser una actividad laboral necesaria, es un servicio a los demás. Como lo mencioné en un comienzo, el feedback recae no solo de forma laboral, también relaciones personales. Así que ya sabes cómo y por dónde comenzar. Si eres líder o parte del equipo, predica con el ejemplo, los demás te lo agradecerán. Recuerda que las pequeñas acciones pueden hacer un cambio colectivo positivo. Nuestras jornadas laborales no deberían ser un terror cuando podemos mejorar todo el entorno y eso comienza en cada uno de nosotros.
Si notas una mejora en tu equipo, tal vez puedas impulsarlos con una estrategia de endomarketing.

Personas chocando las palmas