¿Cuándo aplicar un Rebranding?

Pensar en una nueva oferta de valor diferenciada, es la mejor solución ante cualquier cambio.

Veamos por qué aprender a soltar es un gran paso para llegar a un necesario Rebranding.

En épocas de cambios, tu identidad visual puede tomar partido, ya que siempre tu imagen será una parte fundamental para tu marca, gracias a los elementos diferenciadores que hacen que tu público te identifique.

Sin más preámbulos, vamos directo con lo que deben hacer las marcas en tiempos de cambios:

1. Si tu audiencia ha cambiado, tú cambia con ellos

Actualmente los hábitos de consumo se han transformado, el consumidor es más crítico y cuestiona más sus principios cívicos, ganancias, etc.

Lo que debes de saber es si las necesidades de tu audiencia han cambiado para que tu marca se adapte a ellas.

2. ¿Quieres lanzar un nuevo producto y quieres causar revuelo?

Claro que este suceso es muy bueno para pensar en un Rebranding ya que expandir tu línea de productos bajo la misma imagen puede confundir al consumidor, es importante considerar una asignación de marca única a cada producto.

Y si aún no te atreves a tomar esta decisión tenemos el ejemplo de Bluebridge quien desarrolló su aplicación de participación de empleados, para realizar un Rebranding, en lugar de intentar integrar bajo el mismo nombre de la firma.

3. ¿Cambiarás de giro?

Cuando hay una nueva administración, una alianza con otra empresa o la empresa misma crece de manera exponencial es viable darle un giro.

Entre otras razones por las que tu empresa se vea reflejada, si tu marca pasa por un proceso similar podría ser un buen momento para hacer un Rebranding.

4. ¿Tu competencia te está pisando los talones?

Si bien sabemos, lo que nunca se acabará será tu querida competencia por muy indirecta que sea pero está en ti cambiar la perspectiva que tienen de tu marca, con cambios concisos que al principio causarán mucha polémica, pero ¿quién no quiere lograr publicidad de boca en boca?.

Para que tu marca sea más atractiva tendrás que dejar atrás todo lo “parecido”, todo aquello con lo que te puedan comparar con alguien más.

Con los años a veces no te das cuenta pero entre tu competencia y tu marca hay algo muy parecido y cuando te das cuenta ya es demasiado tarde para diferenciarlo.

Así que elimina de tajo toda confusión y mejora tus acciones, actualmente el Rebranding es una opción más sencilla contra invertir una gran cantidad de tiempo y dinero para intentar cambiar la definición por completo.

Desarrollar una identidad corporativa de clase mundial ya está a tu alcance, sólo es cuestión de resolver las preguntas anteriores y dar ese gran paso.

 

CONTÁCTANOS